Departamentos

Casa del futuro hecha con contenedores

El uso de contenedores en construcciones residenciales es muy popular hoy en día, y con mucha razón: hay disponibles una gran cantidad de cajas de metal duradero y a prueba de agua, así que ¿por qué no darles un buen uso? Con esto en mente, la última vivienda que capta nuestra atención es la Casa Caterpillar del arquitecto chileno Sebastián Irarrázaval, que también cuenta con refrigeración pasiva (sin el uso de energía eléctrica).
La casa Caterpillar está situada en una colina a las afueras de la ciudad capital Santiago de Chile y cuenta con vistas a la Cordillera de los Andes. La decisión de utilizar contenedores como principal material de construcción se deriva del deseo de acelerar el tiempo de construcción y reducir el coste total del proyecto. La propiedad mide 350 metros cuadrados y cuenta con un total de 12 contenedores utilizados: cinco unidades de 12 m, seis unidades de 6 m y un contenedor de techo abierto, que sirve como una piscina.

Debido a los deseos de los propietarios de la Casa Caterpillar para mezclarse con el paisaje tanto como sea posible, algunos sectores de la casa tienen el mismo desnivel que la colina. Los contenedores también fueron modificados con ventanas, tragaluces y piezas adyacentes. En lugar de instalar una unidad de aire acondicionado de alto consumo de energía, la casa Caterpillar  cuenta con refrigeración pasiva. La casa fue dispuesta de tal manera que hace pleno uso del aire fresco natural que baja de las montañas, que pasa a través de ventanas, puertas y una fachada ventilada.
Tal vez los diseñadores les falto un mayor grado de tecnología sostenible que podría haber reducido las necesidades de energía de la vivienda a un nivel mínimo. De cualquier manera, tal y como esta, es sin duda un ejemplo adecuado de una vivienda basada en contenedores. La casa Cateripllar fue terminada en 2012.

Categorías

  • Eventos
  • Herramientas
  • Publicaciones
  • Sabías que?
  • Semblanzas
  • Sin categoría