Autocontrucción

Diseñan casa de 300 dólares

Proyecto pretende revolucionar la vivienda para los menos favorecidos
Las viviendas de 300 dólares cuentan con un panel solar, un filtro de agua, una batería, hamacas y sillas plegables.

Para los países en vías de desarrollo, proporcionar casa al segmento demográfico de pobreza extrema podría ser una meta alcanzable.
El profesor Vijay Govindarajan, de la Tuck School of Business, junto con Christian Sarkar, plantean una vivienda de bajo presupuesto.
Esto, con el objetivo de mejorar la vida de millones de ciudadanos pobres alrededor del mundo.
Con sólo 300 dólares se puede dar alojamiento, por ejemplo, a quienes han sido afectados por catástrofes naturales en países del tercer mundo.
La elección de materiales para este proyecto ha sido un factor determinante para cuidar el precio.
“Usualmente, los materiales cuestan de un 60 hasta un 70 por ciento del costo de la casa, así que son los principales elementos para esta innovación”, explica Govindarajan vía correo electrónico.
El profesor es el ganador del tercer lugar en el ranking 50 pensadores de dirección más influyentes del mundo gracias a este proyecto.
El material que se tiene contemplado es el block de tierra comprimida, sin embargo, alienta a las empresas a apostarle a la creación de nuevos productos en el largo plazo.
“Las compañías deberían invertir en investigaciones que permitan innovar materiales de súper bajo costo, durables y amigables con el medio ambiente”, sugiere Govindarajan.
Las favelas de Sao Paulo o habitantes de los suburbios de Nueva Delhi, por mencionar algunos, fueron el segmento de inspiración para crear esta vivienda.
Sin embargo, como cada País tiene un clima particular y un ambiente distinto, es importante considerar el uso de materiales que sean favorables.
“Los materiales tienen que ser locales para mantener los costos bajos, así como para que puedan lidiar con las condiciones climáticas”, explica.
El bosquejo de esta económica vivienda se proyecta como una estructura que cuenta con sólo una habitación, aunque considera ciertas particiones para tener intimidad.
Cada casa contará con un panel solar de bajo precio, un filtro de agua, una batería, hamacas y sillas plegables.
“La idea es dar todo los servicios básicos del mundo moderno, como agua corriente y electricidad.
“Esto les permitiría vivir en un entorno sano y seguro y adquirir una buena educación”, opina.
De acuerdo con Govindarajan, la idea de una casa de bajo costo es un ejemplo del término que acuñó como “innovación inversa”, es decir, donde la innovación se crea en los mercados emergentes y se lleva a los países desarrollados.
Este concepto ha sido clasificado como uno de las mayores ideas de la última década, según el Harvard Business Review.
En la actualidad, la compañía de la India Mahindra & Mahindra se ha interesado en adoptar este reto.
“Nuestra esperanza es que una mayor parte del sector privado se involucrará en este juego”, puntualiza.
Tal vez para una población en pobreza extrema, disponer de 300 dólares sea un disparate, sin embargo el creador del proyecto considera el éxito del programa al tener la colaboración de organizaciones no gubernamentales, la iniciativa privada y el gobierno de cada País.

www.elnorte.com

Categorías

  • Eventos
  • Herramientas
  • Publicaciones
  • Sabías que?
  • Semblanzas
  • Sin categoría