Sabias que

Sabias que

Inicio  »  Sabias que  »  Jardines de la Bahía en Singapur

Jardines de la Bahía en Singapur

En el país más rico de la zona insular de Asia, y en una tierra que fue históricamente blanca y árida, hoy se levanta un colosal jardín botánico que reúne en sus 540.000 m² de área, bosques de niebla, coloridos ambientes del mediterráneo y árboles gigantescos en acero cubiertos por miles de plantas. Se trata de una mega obra que por sus aportes y desafíos es reconocida como un verdadero diseño ambiental, integral e inteligente.

Nació, el 29 de junio de 2012, como un proyecto dirigido por la Junta de Parques Nacionales de Singapur para elevar el perfil de la ciudad a nivel mundial y se convirtió en una de las maravillas arquitectónicas de ese país; de hecho, en 2012 fue votada como la cuarta atracción más visitada del planeta. Los Jardines de la Bahía (The Marina Bay South Gardens) concentran una selección de lo mejor de la horticultura mundial –plantas y especies de distintas partes del globo– en un espacio de 540.000 m² de jardines artísticamente dispuestos y en el que sobresalen dos invernaderos con cubierta de vidrio que albergan dos espacios bioclimáticos distintos; 18 árboles monumentales (supertrees) en dos grupos de tres árboles, y un grupo de 12 árboles de metal con alturas entre los 25 metros y los 50 metros.

El parque reúne una serie de estructuras icónicas que enmarcan y realzan los jardines –proyecciones ecológicas de los ciclos de la naturaleza– en estructuras en las que se utilizaron más de 4.200 toneladas de acero y que más allá de ser piezas decorativas son componentes totalmente funcionales del diseño del parque. La obra –que tuvo un costo de £500 millones (unos $1.800.000 millones), que arrancó en noviembre de 2007 y demandó 54 meses de obras ininterrumpidas– fue desarrollada por los paisajistas Grants Associates –encargados de la dirección (1)– en colaboración de Wilkinson Eyre Architects (arquitectos), Atelier Ten (ingenieros ambientales), One (ingenieros estructurales), Land Design Studios (diseñadores del museo y centro visitantes) y Thomas Matthews (diseñadores de imagen). El siguiente artículo expone los detalles estructurales, constructivos y estéticos de esta obra –que ganó el premio World Building of the Year 2012 otorgado en el festival mundial de arquitectura– el funcionamiento de sus sistemas y los retos que superaron los equipos de profesionales para lograr uno de los “pulmones” de cuidad, más colosales, vanguardistas, biodiversos y atractivos del mundo.